PODOLOGIA

Estudios biomecánicos:

Aumenta tu rendimiento y evita lesiones gracias a una dinámica correcta.
Realizamos diferentes tipos de Estudios Biomecánicos para adaptarnos a cada paciente y sus características físicas.
Banco de marcha y plataforma de presiones para el estudio estático y dinámico mediante captación de imagen. Estudio biomecánico en carrera. Grabación desde varios ángulos.

 

Soportes plantares:

Con la ayuda de los medios más avanzados, realizamos una detallada exploración del paciente para llegar al diagnóstico de su patología y así realizar el mejor tratamiento con órtesis plantares de última generación.
Confeccionamos personalmente cada soporte plantar, adaptándolo a las necesidades biomecánicas de cada pie y las características específicas de cada paciente.
Todo el proceso es importante, empezando por un correcto estudio biomecánico, seguido de un importantísimo molde, para adaptar perfectamente la corrección al paciente y finalizar con la elección del material más adecuado en cada caso.

 

Podología pediátrica:

Es muy importante descartar posibles problemas, cuanto antes, en los más pequeños de la casa. Una pequeña corrección a tiempo, puede salvarnos de una gran molestia en el futuro.
En los adultos, la mayoría de tratamientos son de carácter paliativo, pero en los niños podemos conseguir buenas correcciones. En muchos casos dependemos de unos simples ejercicios que, poco a poco, consiguen equilibrar o compensar anomalías; en casos más complejos nos ayudaremos de soportes plantares (plantillas), u ortesis de silicona (correctores) para conseguir el efecto completo necesario.
Juntar las rodillas en exceso, caerse con facilidad, correr con dificultad, desgastar el calzado demasiado rápido y descompensado o sufrir un desequilibrio excesivo en los tobillos, son señales de que algo no funciona como es debido y es bueno valorarlo lo antes posible.

 

Hiperqueratosis: (Durezas)

Es un engrosamiento de la piel que, principalmente, responde a una sobrecarga de la zona en la que se ha producido. Es, por lo tanto, una señal de fallo en el funcionamiento biomecánico del pie.
En otros casos más sencillos suelen ser, simplemente, por un roce con el calzado como por ejemplo en el dorso de los dedos.

 

Papiloma vírico: (Verruga)

La verruga es una lesión causada por un virus, el cual es muy resistente, sobre todo si se presenta en la planta de los pies.
Hay diversos tratamientos para eliminarlos, entre los que destacan los menos agresivos y más usados, como la congelación mediante nitrógeno, o la aplicación de ácidos suaves para quemar el tejido afectado.

 

Onicocriptosis: (Uña encarnada)

El gran culpable de este mal es el corte inadecuado de la uña. Cortar en exceso o, peor aún, cortar por los laterales son causas directas de la deformación de la uña que, con el tiempo, acabará clavada.

 

Micosis: (Hongos)

El hongo es una bacteria que, en el campo que nos ocupa, puede afectarnos tanto en la piel como en las uñas. Causas como la excesiva sudoración, las grietas o heridas y las lesiones ungueales son de las más comunes a la hora de facilitar su aparición.
Eduardo Urrutia Aldea

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar